Cómo evitar el temido ‘efecto yoyó’

Cómo evitar el temido ‘efecto yoyó’

La tendencia a recuperar el peso perdido y a veces más del peso perdido al hacer una dieta hipocalórica y la dificultad, cada vez mayor, para volver a perderlo, es un hecho demostrado científicamente desde hace décadas (y algo que muchos de nosotros hemos experimentado después de seguir una ‘dieta hipocalórica’ tradicional). Lo que no terminan de comprender algunos expertos son las causas de este fenómeno, conocido popularmente como ‘efecto yoyó’, y en el que intervienen dos errores frecuentes en las prácticas de nutrición: la tendencia a considerar equivalentes las calorías provengan de donde provengan, y la extendida y nefasta recomendación de reducir la ingestión de grasas.

(más…)

Adelgazar sin pasar hambre: pasos a seguir

Adelgazar sin pasar hambre: pasos a seguir

Empezar una dieta para perder peso y mejorar la salud es un objetivo muy común, pero puede ser un poco frustrante si no se hacen las cosas bien. Es preciso una serie de cambios importantes en los hábitos alimenticios, una constancia y sobre todo una inteligencia: no se trata de comer menos, se trata de comer bien y comer los productos nutritivos adecuados para la salud.

Siguiendo los pasos que te indicamos a continuación, notarás a lo largo del tiempo que no sólo conseguirás perder peso, sino que lo harás sin pasar hambre, sin ansiedades innecesarias, mejorarás tu salud y te sentirás mejor contigo y con tu cuerpo, además de evitar el famoso “efecto yo-yo” que se produce entre otros motivos por no perder peso correctamente.

(más…)

Errores en dietas (IX): Las necesidades mínimas diarias de proteínas son de 0,83 gr/kg

Errores en dietas (IX): Las necesidades mínimas diarias de proteínas son de 0,83 gr/kg

¡¡Desde 1985!!, la OMS (Organización Mundial de la Salud), viene proporcionando unas directrices en las que se recomienda una ingesta diaria de 0,83 gr de proteína por kilo de peso corporal. Lamentablemente, desde 1985 (29 años), parece que los pobrecitos “expertos” de la OMS no han tenido tiempo suficiente para revisarlas, investigarlas o determinar si fue una rotunda estupidez que se le ocurrió a alguien y que siguen a pies juntillas miles de otros “expertos” en todo el mundo.  (más…)

Pin It on Pinterest