Las dietas “low carb” son aquellas destinadas a disminuir lo máximo posible la ingesta de carbohidratos, en favor de alimentos nutritivos y que tienen como objetivo la disminución de grasas no saludables para  conseguir mejorar la figura y la salud.

En el libro oficial de Isodieta, encontrarás la dieta low carb por excelencia: la Isodieta o Dieta Isolipoproteica.

Lo que debes saber sobre las dietas Low Carb

Hoy en día personas de diversos pesos y estaturas están recurriendo dietas baja en carbohidratos y sin carbohidratos para ayudarlos a perder peso. Estas dietas generalmente tienen planes de alimentación bastante restrictivos, reduciendo o eliminando los carbohidratos de sus menús.

Muchas de ellas prueban un menú de dieta sin carbohidratos, pierden peso y lo mantienen el peso bastante tiempo. Para llevar a cabo correctamente el plan, es necesaria atención cuidadosa de lo que va a ingerirse aunque hay muchas opciones de menú diferentes disponibles para aquellos que buscan principalmente reducir grasa, desarrollar músculo o disfrutar de una combinación de los dos. Algunas ideas de menú de dietas sin carbohidratos pueden ayudarlo a mantener el rumbo durante la dieta.

Los carbohidratos son una fuente de energía del cuerpo, pero no debemos olvidar que se trata de energía, no de nutrientes. Cuando uno consume carbohidratos, una porción se convierte en glucosa en el torrente sanguíneo. Una hormona llamada insulina transporta la glucosa a los órganos y las células del cuerpo para darles el combustible que necesitan. El exceso de glucosa se almacena en el cuerpo como grasa.

Cuando privas a tu cuerpo de carbohidratos, entra en un estado de cetosis y comienza a descomponer esa grasa almacenada para proporcionar a tu cuerpo la energía que necesita. Cuando no hay más grasa corporal, comienza a descomponer los músculos como combustible, de ahí que sea necesaria una constante nutrición proteínica y de grasas saludables.

Los carbohidratos se encuentran principalmente en:

  • Azúcar y productos que contienen azúcares añadidos y muchos edulcorantes
  • Frutas
  • Vegetales
  • Leche y otros productos lácteos
  • Pan, cereales, productos horneados y granos

Un plan de dieta sin carbohidratos requiere que elimines los carbohidratos de tu menú diario en la medida de lo posible. El alto consumo de proteínas que a menudo acompaña a un menú de dieta sin carbohidratos permite al cuerpo consumir rápidamente la grasa corporal almacenada al tiempo que evita que consuma componentes musculares importantes para satisfacer las necesidades energéticas. Los vegetales, las carnes, las aves de corral, los huevos y los mariscos constituyen la mayor parte de la selección de personas que no consumen carbohidratos. En la medida de lo posible deben prohibirse los panes, los panecillos y la mayoría de los productos de trigo o granos, al igual que las frutas azucaradas y el alcohol. Al limitar la ingesta de alimentos con alto contenido de carbohidratos, las personas que hacen dieta también eliminan muchas opciones de comidas altas en calorías, lo que garantiza que el plan pueda funcionar para ayudar a las personas que hacen dieta a perder peso.

Pin It on Pinterest