En el amplio catálogo de dietas existentes, hay dietas que recomiendan eliminar alimentos con altos contenidos en triglicéridos y comer el 80% de alimentos en forma de grasa, y se ha demostrado que aun así se adelgaza desvelando un mito entorno a la mala fama de las grasas.

Al eliminar la fuente de calorías diarias, podemos aumentar la toma de otras proteínas. Todas nuestras células están compuestas de proteínas y grasas. Otro error histórico junto con la consideración de llamar nutriente al azúcar, es la de pensar que nos alimentamos con la necesidad de recibir energía “nos levantamos por la mañana y tenemos que recibir energía”. En realidad nos alimentamos para recibir alimentos nutritivos para regenerar nuestras células durante las 24 horas del día. Para que las células se regeneren necesitan sustituir las proteínas envejecidas y sustituirlas por las nuevas que lo reciben a través de la sangre.

Las proteínas son cadenas de aminoácidos, cuando comemos carne, pescado o huevos, al digerirlas en el estómago estos aminoácidos  se rompen y son transportados  a nuestras células, a cada una de las 50 trillones de células que componen nuestro cuerpo, donde se recompone la proteína humana. Para esta recomposición necesitan de los aminoácidos esenciales y de alguno no esencial (que el cuerpo lo produce), pero en este proceso se necesita sobre todo de los aminoácidos esenciales.

Cuando estos aminoácidos no llegan se interrumpe la asimilación de los aminoácidos. Se dice que es como los ladrillos de la construcción, si falla uno no se pueden suplir el resto.

En la infancia todos los padres saben que los niños necesitan comer cada 3 horas, ya que tienen que recomponer células y crear nuevas por lo tanto necesitan proteínas y grasas.

Los niños tienen mucha actividad, puede ser comparable a un deportista que necesitan más energía. En el caso de los niños, que no sufren de obesidad, no necesitan eliminar carbohidratos tan drásticamente. Los niños bien alimentados tendrán un margen más amplio de esta toma.

Tipo de Alimentos

Cuando definimos Proteínas: decimos que es el macronutriente plástico por excelencia, es el componente esencial de todas nuestras células en el cuerpo.

Las Grasas nos proporcionan más energía (9 Kilocalorias por gramo)  que las proteínas o grasas (4 kilocalorias pro gramo).

Los Carbohidratos no proporcionan la energía más fácil de utilizar por el cuerpo. Algo así no se llama nutriente sino combustible,

Para los que quieren adelgazar si proporcionamos a nuestro cuerpo una energía más fácil de utilizar nuestro cuerpo jamás utilizara la grasa acumulada.

Proceso de quemar las Grasas

¿Cómo consigue que nuestro cuerpo queme grasa acumulada? Nuestro páncreas segrega en dos etapas:

  1. Cuando la glucosa sube en sangre, se inyecta insulina para regular ese exceso.

2.- Cuando baja el nivel de glucosa el páncreas segrega glucagón, hormona opuesta a la insulina y que tiene la capacidad de extraer los triglicéridos y llevarlos al hígado para que se inicie el proceso de gluconeogénesis.

Este magnífico proceso en el que las grasas acumuladas se convierte en energía por un lado, y por otro glucosa.

No podremos quemar grasa acumulada, si el páncreas no segrega glucagón. Es una hormona imprescindible para el proceso de quema de grasa corporal y por lo tanto de peso.

 

isodieta
isodieta

Latest posts by isodieta (see all)

Pin It on Pinterest