La receta de pollo asado sin carbohidratos combina la aportación de proteínas de la carne de pollo, con las propiedades antioxidantes de la salvia y el aporte de grasa saludable necesario para llevar a cabo correctamente la Isodieta o Dieta Isolipoproteica. Además, el aporte aromático del tomillo le da la receta el toque perfecto al plato.

Ingredientes

  • 80 gr de mantequilla ablandada
  • Una cucharada de hojas de tomillo picadas
  • Dos cucharaditas de hojas frescas de salvia trituradas
  • 1 cucharada de parmesano rallado
  • 4 pechugas de pollo con piel (de 200gr cada una)
  • Aceite de oliva en spray
  • 100 gr de judías verdes troceadas

 

Preparación

Poner la mantequilla, el tomillo, la salvia y el parmesano en un bol. Salpimentar. Mezclar bien. A continuación, aflojar la piel de las pechugas de pollo usando los dedos. Poner la mezcla de mantequilla debajo de la piel. Colocar el pollo en una bandeja grande. Tapar. Refrigerar durante 30 minutos o hasta que la mantequilla se endurezca.

Precalentar el horno a 220 grados o 200 si tiene ventilador. Forrar una bandeja con papel de hornear y colocar el pollo en ella. Rociar con aceite. Salpimentar. Hornear durante 10 minutos. Transcurrido este tiempo, reducir la temperatura del horno a 200 grados o a 180 grados si tiene ventilador. Cocer el pollo en su propio jugo. Hornear de 15 a 20 minutos más o hasta que el pollo esté completamente hecho.

Mientras, se puede ir preparando la verdura. Colocar las judías verdes en un recipiente apto para microondas. Añadir una cucharada de agua fría. Tapar. Hornear en el microondas a máxima potencia durante 1 minuto o hasta que se ablanden. Escurrir. Enfriar bajo el grifo. Volver a escurrir.

Preparar el aliño blanco balsámico: Poner el aceite, el vinagre y las cebolletas en un frasco a rosca. Salpimentar. Cerrar bien y agitar hasta que se mezclen bien los ingredientes.

Poner la lechuga, el pepino, las judías y el rábano en un bol. Añadir el aliño.

Pin It on Pinterest